Es un foro exclusivamente de mujeres, que comparte la misma aficion de todas, el escribir una historia en conjunto
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Capitulos >> Hael

Ir abajo 
AutorMensaje
Hael
Admin
avatar

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 22/06/2011

MensajeTema: Capitulos >> Hael   Lun Sep 26, 2011 11:58 pm

Última probación es breve,

Llevaba mucho tiempo haciendo esto pero aún no se acostumbraba; andar en silencio, disimulándolo todo, verificando que no hubiese ninguna cara conocida en la calle. Tenía que revisar constantemente su celular, por su alguien le enviaba una orden o, como sucedía últimamente, una advertencia. Ya estaba algo menos descontento con su vida, extrañaba todo lo anterior pero lo nuevo no le desagradaba, a veces se sentía solo y vacío y le daban ganas de acabar con todo, pero luego seguía porque sabía que esos sentimientos eran lo que el debía pagar por el mal que había hecho, por aquella falta imperdonable.

Sus compañeros poco sabían de el, solo su nombre ni su apellido porque para el era demasiado valioso y lo iba regalando por ahí como cualquier basura. No confiaba en nadie, todos los que trabajaban con el eran iguales, activistas, enojados, visionarios pero con un corto repertorio de prácticas cuando se trataba de alcanzar sus objetivos. El sentía que no pertenecía pero, de la misma forma, sabía que era el único lugar para el. De vez encunado salía de las sombras y se encontraba con algunas personas de su pasado, solo ellas se alegraban de verlo y, muy en el fondo, el se alegraba también. Le daban noticias de ese mundo que había dejado, lo informaban de las últimas ocurrencias, lo relajaban y le contaban banalidades hasta que se cansaban y volvían a ser serios y hablaban de lo mismo.

Saco su celular y busco una foto en el, la contemplo por unos segundos y sonrió, esa imagen le daba calor a su alma. Abrió OZ y se dedico a buscar a su contacto, ya tenía que comenzar a poner sus planes en acción.

-> Eileen, vecindario bonito.

Fuertes pasos se escucharon en el corredor de la estancia, por toca la casa hicieron eco los sonidos de los pies descalzos de alguien recorriendo el suelo de madera de todo el lugar. Por donde iban se escuchaban los sonidos de puertas abrirse y cerrarse, al parecer alguien estaba buscando algo con mucha desesperación. Esto continuo hasta que los pasos llegaron a la cocina, el que causaba todo el ruido se detuvo en la puerta de esta y exhalo con evidente estrés.
-Youji! Te he estado buscando por todos lados- un joven de cabellos verdes estaba sentado en una silla en el centro de la cocina, comía de un tarro de nutella mientras veía una novela mala en la televisión. De esas en las que la protagonista es cacheteada por la madrastra malvada y se va llorando a un pueblito lejano.
-shhh- youji se llevo un dedo a los labios indicándole a su amigo que hiciera silencio, en la pantalla aparecía un hombre guapo persiguiendo a la protagonista. El joven en la entrada suspiro y entró a la cocina, tomo el tarro de nutella en una mano y comió un poco. Este chico era de largos cabellos rojos ondulados, muy hermosos, tenía un parche en el ojo derecho cubriendo quizás una herida ya muy vieja.
-Lupe va a morir y lo sabes- el peliverde le arrebato la nutella al otro.
-cállate aguafiestas, aún tiene esperanza- algo enfurruñado siguió viendo su novela, el otro se sirvió un poco de coca-cola y arrastro una silla hasta quedar al lado de su amigo.
-claro que no! Mira…Winston ni siquiera ha notado las píldoras y el es su única esperanza…-
-pero puede que las note, aún tiene tiempo-
-igual aunque las note Lupe morirá el doctor lo dijo-
-no si Winston declara su amor-
-el amor no salva a nadie de enfermedades!-
-claro que si!!-
-no!!-
-SI!!- los dos se miraron por unos segundos para luego romper a reír y seguir viendo la novela. Así pasaron los siguientes treinta minutos hasta que al fin apareció la canción del final e inició el próximo programa. Youji se levantó y apago la tele.
-bueno…deberíamos trabajar- dijo con tono aburrido. Los dos jóvenes eran estudiantes de Kriegstaf pero a la vez cumplían con ciertas labores de inteligencia para el hermano mayor de ambos. Los dos se miraron entre sí y bostezaron.
-si…deberíamos- el pelirrojo se estiro y se dio vuelta, entro al patio y tomo su uniforme de escuela en manos –nooo no quier!!- grito mientras lo arrojaba lejos y comenzaba a quitarse la ropa. El patio de la casa estaba cercado por paredes y plantas por lo que existía un riesgo real de ser acusado como exhibicionista.
-que haces?!- dijo Youji saliendo al patio y viendo con asombro como su hermano quedaba desnudo y se metía en la alberca. No pudo evitar empezar a reír como loco cuando vió como el otro se retorcía por el frío del agua.
-oh silencio, más bien ven acá esta deli- Youji obedeció y se desnudo para entrar a la alberca con el otro. Era algo pequeña, de dos metros de ancho por uno de largo y la profundidad era casi de metro setenta, ambos alcanzaban a estar en puntitas. No era un sitio para bañarse de esa forma pero a los dos les gustaba meterse ahí cuando hacía sol o cuando querían escapar de un deber inminente.
-odio cuando debemos hacer esas cosas- dijo el peliverde mientras con una taza echaba agua en la cabeza de su hermano, mojándole el cabello.
-lo se, pero debemos…es una obligación-
-igual no me gusta…- Natsuo se dio vuelta y miró fijamente a su hermano. Los dos eran mellizos, habían nacido el mismo día, como gemelos, pero no eran iguales, casi ni se parecían. Pero tenían una profunda conexión, tanto que podían saber lo que el otro pensaba sin tener que esforzarse mucho.
-Youji, haremos esto rápido, Seimei nos pidió el favor y debemos hacerlo, no pienses mucho las cosas, no estamos aquí para cuestionar decisiones…- el otro asintió. Natsuo le dio un beso en la frente y salió de la alberca, se secó con una toalla y se puso el uniforme del instituto –me iré primero, nos vemos- dicho esto salio corriendo por la puerta dejando soo al peliverde que cuando se vio solo se sumergió en el agua.
Odiaba tener que hacer cosas, que le dieran ordenes, pero debía cumplir porque incluso su vida dependía de ello.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Capitulos >> Hael
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El dia loco de Tahu, La pelicula(Capitulo 2)
» Diccionario: BIONICLE y Hero Factory-Español
» Tema de Preguntas sobre Hero Factory (Sets & Products)
» Viaje a las estrellas (1966)
» El túnel del tiempo (1967)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bishoujoteamv6 :: En las afueras del Instituto :: Lugar de Fickeo-
Cambiar a: